Como ya sabéis, las ágatas juegan un papel fundamental en nuestra marca, son la seña de identidad de Ecue, lo que nos define. Y si hay algo que caracteriza a las ágatas y que las hace diferentes son la multitud de colores en las que podemos encontrarlas, y hoy vamos a hablar de una de nuestras favoritas, el ágata de color verde.

El verde es un color relajante y refrescante que provoca sensaciones de serenidad y armonía, nos evoca la naturaleza y es el color asociado a la esperanza. Algo muy característico de este color es la cantidad de tonalidades que tiene, unas 100 diferentes.

Sin duda, a la hora de elegir ágatas es uno de nuestros colores favoritos (por no decir el que más), ya que van bien con multitud de pieles diferentes; con camel, con negro, con dorado, con plateado… el verde según la psicología es el color que aporta más armonía al diseño.

Es un color cautivador para el ojo humano, ya que es agradable y fresco, por lo que suele ser el que más llama la atención a la hora de elegir este mineral. Algo muy importante es que combina con todos los colores, incluso con el azul, que puede parecer su contrario.  Nunca da la sensación de choque como cuando por ejemplo combinamos el rosa con el rojo.

Nada luce más con algo tan sencillo como unos vaqueros y una camisa blanca como un cinturón camel con un ágata verde.

Estas ágatas tienen magia, son combinables y nos transmiten serenidad, ¿Qué más les podemos  pedir? Sin duda, te las recomendamos si no sabes cual elegir.

P.D: ¿Se nota cuel es el ágata favorita de la escritora de este artículo verdad?

Hasta la semana que viene.

Equipo Ecue.