Esta semana tengo muchos temas que comentar relacionados con el viaje que hice en febrero a Madrid.

Os voy a hablar de MOMAD METRÓPOLIS, la feria de Moda multisectorial organizada por IFEMA, en la que las marcas presentan sus colecciones y los visitantes se acercan a realizar pedidos, ver tendencias, etc... Los visitantes son agentes, cadenas de tiendas, detallistas, fabricantes, grandes almacenes, etc…

Se viene celebrando desde hace décadas. Según tengo entendido hace unos años la feria ocupaba varios pabellones, pero actualmente Momad ocupa un pabellón, Bisutex (feria de complementos) otro e Intergift (feria del regalo y mueble) varios pabellones. El motivo principal de este cambio es la revolución tecnológica. No es necesaria la presencia física en una feria para conocer las tendencias, ver los productos y comprar. Hace años era la única manera. Me parece una oportunidad perfecta para enseñar tus productos y que el comprador pueda “tocarlos” pero supone un desembolso económico que no siempre compensa.

Hay un apartado en la feria de compradores internacionales pero, con todos los gastos pagados, muchas veces prefieren salir por la capital y luego no se presentan a la cita acordada con las marcas. Hemos denunciado esta vergonzosa situación en varias ediciones.

Aparte de atender mi propio stand cuando tengo ocasión, me gusta darme una vuelta por la feria. Mis stands favoritos son los EGO, más pequeños y económicos porque son los habilitados para jóvenes nombres de la industria textil que comienzan a dar sus primeros pasos en el mundo de las tendencias, y que necesitan de esta plataforma para llegar al comercio multimarca. Suelo llevarme gratas sorpresas al conocer estos espacios. En ediciones anteriores coincidí con varias marcas jerezanas como Lorena Triano, La Higuera de Grazalema y Chaloko, una gran presencia de nuestra tierra, llena de nuevos talentos. También coincido cada año con la marca de ropa jerezana por excelencia, Elisa Cortés, un clásico en Momad.

En esta última edición, me ha llamado la atención Norris Glasses, una marca de gafas de cuero. Tuve el placer de conocer a Juanje Ruiz, de Benidorm y Manuel García de A Coruña, sus creadores, dos amigos que tras un año de investigación y experimentación crearon estas maravillosas gafas. Y si hablábamos de tierras llenas de talento no podemos dejar de hablar A Coruña. La ciudad no sólo es la cuna de Inditex o Bimba y Lola, sino también de marcas que están pegando fuerte fuera de nuestras fronteras: Masscob, Knitbrary y POE, de la diseñadora Leticia Garnelo.

No puedo más que decir: ¡cuánto talento hay en nuestro país! Hasta pronto.

Verónica Sabido

Artículo publicado originalmente en: http://www.veomoda.com/29/02/2016/1954/